Un año florido

Siempre podemos transformar las experiencias y usarlas como 'abono'

Pocas horas te separan de un nuevo año. Pocas horas y cuando echas la vista atrás sólo puedes sentir una especie de huequito en la boca del estómago. Es tanto lo que has vivido en un año que, sólo puedes decir: ‘Wao’. Son tantas las realidades que ahora conoces que, sientes que tu mundo se expandió de golpe, como si fuese un Big Ban, y ahora tiene más matices que nunca. Mas no se trata sólo de más colores y de más luz, porque hubo también muchos momentos de penumbra.’Sin sombra no hay luz’, dice la canción de Sentimiento Muerto. En tu mundo ahora hay imágenes que nunca soñaste, hay fotos que si bien jamás compartirás están guardadas en tu laptop y tantas otras que permanecen nítidas en la memoria…Porque, paradójicamente, de los momentos más importantes no tienes foto alguna. Tal vez porque en ese momento no podías ni querías improvisar una sonrisa o porque en ese momento no podías ver que aquel era un punto de ruptura, – que marcaba un antes y un después–, y que valía la pena tener algún souvenir. Recuerdas, entonces, que (el GRAN) Cortázar había escrito: ‘La vida de los otros, tal como nos llega en la llamada realidad, no es cine sino fotografía, es decir que no podemos aprehender la acción sino tan sólo sus fragmentos eleáticamente recortados. No hay más que momentos en que estamos con ese otro en cuya vida creemos entender, o cuando nos hablan de él, o cuando él nos cuenta lo que le ha pasado o proyecta ante nosotros lo que tiene intención de hacer. Al final queda un álbum de fotos, de instantes fijos; jamás el devenir realizándose ante nosotros, el paso del ayer al hoy, la primera aguja del olvido en el recuerdo’.

Y el álbum invisible está allí, dentro de ti…En él hay caras, lugares y vivencias; así como hay profundas penas y dolores, y sentidas dichas y alegrías. Hay tanto y hay nada a la vez.

Luego ves a tu alrededor, dejando el álbum abierto en una de las últimas páginas de este año, y encuentras una maleta pequeña, una cartera, algunas bolsas plásticas y dos morrales. Y pensar que sólo llegaste a Italia con dos mochilas. Y la ropa que está desperdigada por la habitación es ya de invierno. Ni sombra de aquel vestidito multicolor, de aquellas franelillas veraniegas, del bikini fucsia ni del sombrero de paja que te regalaron en Palermo. Igual tu ropa se ha multiplicado y ahora tienes cinco bufandas, tres sobretodos, una chaqueta, varios suéteres y tantas otras prendas que –tanto tu espalda como Ryanair lo saben ya– terminarás regalando la mitad.

Traes de nuevo tu atención al álbum invisible…No sonríes ni lloras. Simplemente observas. No hay juicios…y no porque estés alcanzado el grado de una yogui o porque haya algo de negación, pero sí porque estás un poco incrédula. Ahora te ríes un poco. Es lo menos que puedes hacer al contemplar lo que ha sido el 2014: Todo ha sido tan surrealista, empezando por el hecho de seguir aquí, en Italia, donde viniste a pasar unas vacaciones de tres meses. Ahora imaginas que al otro lado de la taza de infusión de hierbas que bebes, está sentada la divinidad. Ha hecho un espacio para venir a hacerte compañía; aprovechando, quizá, que estás sola en el apartamento. Finalmente abres los labios y lentamente dices: ‘Gracias’… Haces una pausa. No estás del todo segura de si debes decir lo que viene a continuación. Eso de decir malas palabras delante de Dios, hablándole a Dios no es muy cortés o apropiado de tu parte. Respiras hondo, como para agarrar fuerzas… Y sueltas: ‘Gracias , mi Dios, por la mierda y por las flores…Gracias porque sin lo primero no tendría lo segundo’. ¿Y Dios? Asiente, sonríe y se va…. o tal vez regresa a ti (a tu interior) ¿Y tú? Permaneces sentada por un rato, antes de levantarte a preparar el almuerzo ¿Qué cocinarás? La cosa más fácil y sabrosa que puedes hacer en ese momento: Pasta con salvia y burro (mantequilla). ¿Y qué decir ahora? ¡Buen provecho… y feliz 2015!!

Comments: 1 reply added

  1. Morris January 5, 2015 Reply

    Great Article about hoWhat quick a Sun.Year can and does go but also how quick Our Own Lifes path ChANge in a week/day/minute even seconds. ... I really Love your words " o porque en ese momento no podías ver que aquel era un punto de ruptura y que valdría la pena tener algún souvenir." A Marvellous Reflection, and so Insightful. Usually WhEn "figured-out-all" a New "situation" arrives like a "Tornado", even without any weather forecast. Suddenly, "flying" around inside the wind circly we get our memory-reflection on how good/bad our life was before WEre taken by this "Wind-Tornado". We can only "accept" our current (not saying for ever) "situation" and hope that when the wind stops, we do not arrive in a too "hostile-dangerous" place and with all our body/arms/legs still in function :-) Thanks for your Reflective Poetic Writing, Regards, and Happy New 2015 Year :-)

Expresa tu opinión