Las figuras de estas deidades están presentes en el  templo del ashram Hare krishna

Hare Krishna, Hare Krishna

Otro tren más. Pero esta vez, por primera en mi vida, fue uno nocturno –léase que los asientos pueden convertirse en cama– desde Roma hasta Siracusa, en Sicilia. Mis compañeras de compartimiento eran dos señoras mayores, italianísimas y simpatiquísimas, que hablaban de sus respectivas proles, y una china con la que apenas crucé palabra. Luego, […]